Mikael + Gladius 50 Aniversario

Gladius ingresa en su año 39o y si sumamos a eso los 11 de su modelo Mikael estaríamos en el 50 aniversario de Mikael más Gladius.

LA PROPUESTA DE GLADIUS

Con motivo de nuestro 12o aniversario el Rvdo. P. Alfredo Sáenz

como delegado del Sr. Arzobispo Cardenal Antonio Quarracino se re-
firió a la labor de Gladius de este modo1

:

1. El jueves 27 de septiembre de 1996, a las 19 horas, en la Iglesia San Ignacio de
Loyola, tuvo lugar la Misa de Acción de Gracias por el duodécimo aniversario de
la Revista Gladius. La celebración estuvo presidida por su Excia. Rvma. Mons.
Adolfo Arana, Obispo Emérito de Concepción de Rio Cuarto. Durante la misa, el
coro Santa Cecilia, dirigido por Sarita Caferata, entonó cánticos e himnos litúrgicos
de Bach y Vivaldi, acompañada por el organista de la Catedral, señor Enrique
Rimoldi. El P. Alfredo Sáenz S. J., delegado del Sr. Arzobispo para el presente acto,
predicó la homilía en consonancia con el mensaje del Cardenal.
50o aniversario

4 AÑO 2022 | GLADIUS 115

Al considerar la labor de Gladius conviene recordar la enseñanza
de Santo Tomás, según el cual “es propio del sabio exponer la

Verdad y refutar el error”. Eso es lo que la revista se ha propuesto,

exponiendo los principios permanentes de la Fe y la Cultura Cristiana,
a la vez que enfrentando la crisis concreta por la que atraviesa

nuestra época. Dicha crisis se manifiesta en un triple plano:

1o El espiritual, advertible por la pérdida de la adoración, el espíritu
de oración, de la sacralidad y el enfriamiento de la Caridad.

A ello la revista trata de responder con sus artículos sobre Teo-
logía, Espiritualidad, Moral, entendida ésta como imitación de

Cristo.
2o El intelectual, como lo muestra la separación de la Ciencia y
de la Fe, que ha desembocado en la desintegración del Saber, a
lo que responde Gladius con sus secciones de Filosofía, Política,

Ciencia, Historia, Derecho y Economía, siempre a la luz integra-
dora de la Teología.

3o El estético, según se advierte por el culto generalizado a la fealdad
y la tendencia al nihilismo. Para salir al paso de esta franja

de lo decadente, Gladius ofrece sus artículos sobre la belleza
considerada como esplendor de la verdad, que se manifiesta en
la Poesía, la Literatura y demás expresiones artísticas.
Un texto perteneciente a León XIII
El P. Sáenz trajo a colación un texto perteneciente a León XIII de

gran actualidad: “Cuando la necesidad apremia, no sólo deben guardar
incólume la fe los que mandan, sino que, como dice Santo Tomás,

cada uno está obligado a propagar su fe delante de los otros, ya para
instruir y confirmar a los demás fieles, ya para reprimir la audacia de
los infieles. Ceder el puesto al enemigo, o callar cuando de todas partes
se eleva incesante clamoreo para oprimir a la verdad, propio es, o de
hombres cobardes, o de quien duda estar en posesión de las verdades
que profesa. Uno y otro es vergonzoso a Dios, uno y otro contrario a la
salvación del individuo y de la sociedad, provechoso únicamente para
los enemigos del nombre cristiano, porque la cobardía de los buenos
fomenta la audacia de ¡os malos.”
Un pedido de Lucidez y coraje

Al concluir, el sacerdote expresó: En el momento de la comunión pidamos
a Cristo, que es la luz del mundo, conceda a todos los que participan

GLADIUS 115 | EDITORIAL 5
de esta empresa la lucidez necesaria para dar con el verdadero
diagnóstico de los males de nuestro tiempo y proyectar los remedios
adecuados.
Pidamos, asimismo, a Cristo, que es el Más Fuerte que venció al
Fuerte, el coraje para no retroceder ante el enemigo ni arredrarse por
¡a defección de tantos, ni desalentarse ante la indiferencia de quienes
deberían ser camaradas en el combate intelectual de la revista que no
en vano ha querido llamarse “Gladius”.

LA TRADICIÓN DE LA IGLESIA Y
LA HERMENÉUTICA DE LA CONTINUIDAD

En la misma oportunidad Mons. Arana, Obispo Emérito de Con-
cepción de Río Cuarto, nos leyó el mensaje especial del Cardenal Qua-
rracino, que se refiere al lugar que ocupó Gladius en la tradición de las

revistas católicas con estas palabras2
:

Las personas de mi generación que hoy (1996) celebran el 12°
aniversario de Gladius recordarán, sin duda, el gran protagonismo
que numerosos artistas e intelectuales católicos han tenido en la
vida cultural de la Argentina en la primera parte de este siglo. Estas
personalidades nos han legado su visión, su trabajo y una tradición
al servicio de Cristo.
No sé si los jóvenes tienen noticia, como la gente de mi edad
guarda memoria, de aquellas agudas e ilustradas revistas que tanto
bien nos han hecho en nuestra juventud. Pienso inmediatamente en

Sol y Luna, en Itinerarium, Diálogo, Ortodoxia, etc. Resul-
taron, en sus años, magníficos órganos de cultura y evangelización,

esto es, fueron testigos y apóstoles de Cristo. Los avatares del país y

la economía no permitieron, en la mayoría de los casos, su continuidad
en el tiempo. Luego de mucho luchar, las publicaciones fueron

suspendidas o discontinuadas. Digo suspendidas porque siempre
guardamos la esperanza de que alguien tome la posta y las reflote.
Muchos de estos cuadernos o revistas tenían un marcado aprecio
por lo artístico y nos regalaban hermosas páginas que buscaban
cultivar un humanismo católico. ¿Quién no recuerda los artículos

2. Antonio Cardenal Quarracino arzobispo de Buenos Aires Primado de la Argentina;
Revista Gladius no 37, diciembre 1996.

6 AÑO 2022 | GLADIUS 115
filosóficos, teológicos y literarios y el espacio dedicado a los poetas?
Gabriela Mistral dice, en el Decálogo del Artista: “No hay arte
ateo. Aunque niegues a Dios con tus palabras, lo afirmarás con tus
obras.” Hoy parece que hay culturas muy atrevidas y artes muy
reñidos con el Cielo. Hay que preguntarse si realmente tratamos

con artistas o, antes bien, con profesionales del sacrilegio y la con-
tracultura. Por suerte, Dios permite que siga habiendo revistas como

Gladius, que nos refrescan y orientan entre tanta confusión.
Porque Gladius es, a no dudarlo, digna heredera de aquella
tradición de la cultura católica.

Hoy más que nunca se impone la necesaria tarea de evangelizar
la cultura y son precisos católicos que recojan el guante de este

llamado. Quiero felicitar y bendecir esta gran obra y servicio a la

Iglesia que es Gladius, porque orienta a quien la lee y, con exactitud
y elegancia, contribuye a la edificación de la Ciudad de Dios.

Congratulaciones, además, por la hazaña de durar 12 años. Que
sigan muchos más.
Bendición Papal a Gladius

En la misma oportunidad (1996) recibió Gladius la Bendición Pa-
pal: “Me complazco en asegurarle que el Santo Padre aprecia este gesto
como expresión de filial cercanía y adhesión, a la vez que eleva sus

plegarias al Señor para que en sus publicaciones sepan afrontar los

problemas y las exigencias de la sociedad argentina a la luz de los
valores cristianos y en sintonía con el Magisterio de la Iglesia. Con estos

sentimientos y en prenda de abundantes favores divinos, el Sumo Pontífice
le imparte la implorada Bendición Apostólica. Por la Secretaría de

Estado, Monseñor Leonardo Sandri.”
LA CONTINUIDAD

CON OTRAS PUBLICACIONES CATÓLICAS
Podríamos agregar a la lista de revistas de la tradición mencionadas
por el Cardenal Quarracino otras tres más, Jauja, dirigida por el P.
Castellani, y Universitas, Revista de la UCA dirigida por Santiago de
Estrada, Decano de derecho y Ciencias Políticas, y Mikael.
La primera tuvo dificultades y persecuciones de todo tipo3
, pero se

le han dedicado numerosos estudios por lo valioso de las colaboracio-
3. Leonardo Castellani; Un País de Jauja con prólogo de Aníbal D ́ Ángelo Rodríguez,

Ed. Jauja, Mendoza 1990.

GLADIUS 115 | EDITORIAL 7

nes. La segunda duró hasta el número 72 y tuvo presiones del
progresismo interno de la Iglesia que quería una ruptura con la tradición.

Para ilustrar esta idea me voy a referir a una serie de artículos del
padre Julio Meinvielle sobre Karl Rahner que prueba suficientemente
lo expresado.
Rahner ¿teólogo católico o gnóstico?4

(Jauja); El misterio de la En-
carnación en Rahner S.J.5

(Jauja); El problema del conocimiento en

Rahner6
(Universitas); La Cristología en Rahner7

(Universitas); La cien-
cia humana de Cristo en Rahner8

(Mikael).

Y fueron reunidos en el libro de Julio Meinvielle, Escritos sobre el
pensamiento de Karl Rahner ¿Teólogo o católico?, con prólogo del
P. Christian Ferraro.9

Meinvielle y Castellani escribieron en Mikael. Y Santiago de Estra-
da publicó un trabajo valiosísimo sobre la Iglesia y la Constitución, en

Gladius10.

MIKAEL

Mikael, revista del Seminario del Arzobispado de Paraná, que se
editó desde 1973 a 1984. El Arzobispo Monseñor Adolfo Servando

Tortolo era Presidente del Episcopado argentino y el mejor orador
sagrado del país. Escribía en todos los números de Mikael el artículo

principal sobre espiritualidad. Dichos artículos fueron compilados en el
libro Sed de Dios11. Según Caturelli: “El Padre Alfredo Sáenz S.J. fue
el jefe de estudios del Seminario de Paraná y al mismo tiempo, el alma
de la revista Mikael que alcanzó a publicar 33 números”12

4. Artículo publicado en la Revista “Jauja” no 28 de abril de 1969, pp.8-13
5. Artículo publicado en la Revista “Jauja” no 31 de julio de 1969.

6. Artículo publicado en la Revista “Universitas” no 20, Universidad Católica Argentina
Sta. María de los Buenos Aires, p.7-34.

7. Artículo publicado en la Revista “Universitas” no 22, Universidad Católica Argentina
Sta. María de los Buenos Aires, p.8-32.

8. Artículo publicado en la Revista “Mikael”, Paraná, Entre Ríos, 1973, p. 69-90
9. Escritos sobre el pensamiento de Karl Rahner ¿Teólogo o católico?, Ed. Del Alcázar,
Buenos Aires 2013, 132p,
10. De Estrada, Santiago; La Iglesia y la Constitución, Gladius nro. 11, p. 35-55. Así
mismo salió publicado en separatas por la Corporación de Abogados Católicos.
11. Tortolo, A., Sed de Dios, Buenos Aires, Claretiana,1977, 330 pp.
12. Caturelli, A., Historia de la Filosofía Argentina, op. cit., p. 917.

8 AÑO 2022 | GLADIUS 115
En Mikael colaboraban destacados escritores de la Argentina y del
extranjero:
A) Sacerdotes como Héctor Aguer, José Brunet, Cayetano Bruno,
Carlos Buela, Cardenal Caggiano, Alberto Ezcurra, Guillermo

Furlong, Alberto García Vieyra, el nuncio Pío Laghi, Julio Mein-
vielle, Leonardo Castellani, Alfredo Sáenz (alma de la revista),

José Torres Pardo, Néstor Sato, Monseñor Juan Laise, Ángel Armelin

B) Laicos argentinos como Rubén Calderón Bouchet, Denis Car-
doso Biritos, Tomás Casares, Juan Casaubon, Alberto Caturelli,

José M. Estrada, Enrique Díaz Araujo, Jorge Ferro, Guillermo

Gallardo, Juan Carlos Goyeneche, Arístides Garro, Héctor Her-
nández, Héctor Llambías, Carlos Massini, Bernardino Monte-
jano, Federico Mihura Sebeer, Vicente Massot, Héctor Padrón,

Héctor Piccinalli, Benito Raffo Magnasco, Patricio Randle,
Abelardo Pithod, Carlos Sacheri.

C) Escritores extranjeros de fama mundial como P. Armando
Bandera, Mons. Luigi Carli, Card Luigi Ciappi, Rafael Gambra
Ciudad, Thomás Molnar, Joseph Pieper, Victorino Rodríguez O.P.,

Cardenal Joseph Ratzinger, Cardenal Joseph Hoffner, Monse-
ñor Rudolf Graber, P. Cándido Pozo, Michel F. Sciacca, Cardenal

José Slipyi, Juan Vallet de Goytisolo, Cardenal Giuseppe Siri, y

finos poetas como Francisco Luis Bernárdez, Juan Luis Gallar-
do, Rafael Jijena Sánchez y Juan Oscar Ponferrada.

La continuidad con Mikael

Al cumplirse los 20 años de Gladius13 el P. Alfredo Sáenz conside-
ró que ya había llegado la revista a la mayoría de edad y explicó la

continuidad intelectual de las dos revistas en el contexto de la guerra
cultural desencadenada por el gramscismo.

Gladius ha cumplido veinte años de existencia. Habiendo pasado
las crisis propias de la niñez y de la adolescencia, llega ahora

a su edad madura. Fue en el último cuatrimestre de 1984 cuando
apareció el primer número. Su iniciación representó una verdadera

13. Revista Gladius no 58, año 2003, editorial: Veinte años de Gladius,
P Alfredo Sáenz.

GLADIUS 115 | EDITORIAL 9
quijotada, un acto de imaginación y de coraje. Poco antes, la revista
Mikael, por razones que trascendieron a sus redactores, debió dar
término a la serie que totalizó 33 volúmenes. Sabedores de dicha
situación, un grupo de jóvenes, pletóricos de iniciativa y de coraje,

sin contar con otros medios que su decisión, resolvieron dar con-
tinuidad a aquella revista, acogiendo en las páginas de la nueva

publicación a quienes habían sido sus colaboradores, e incluso am-
pliando su círculo. Sin dinero, pero llenos de confianza en Dios y de

amor a la Patria.
Los gestores de la revista Gladius se propusieron tomar parte
activa en la lucha de la que con tanta inteligencia habló San Agustín
cuando escribió su magnífico libro De Civitate Dei, donde considera
todo el curso de la historia, desde el Génesis al Apocalipsis, como
el ámbito de un ininterrumpido conflicto entre dos mentalidades, la

de los que sostienen el primado de Dios, con la consiguiente sub-
ordinación del hombre, su creatura, y la de los que se baten por el

primado del hombre, hasta el endiosamiento, formando filas en la
ciudad soberbia, impregnada por el espíritu del mundo.
Sabemos que no son pocos los católicos a quienes se les pone
la piel de gallina cuando algunos de sus hermanos en la fe hablan
de “enfrentamientos”. El “pacifismo”, que poco tiene que ver con la
verdadera paz, ha hecho estragos en la sociedad contemporánea e
incluso en el interior de la Iglesia. Pero a la historia no la manejan los
“voluntarismos”, por mayoritarios que sean. Mientras haya historia
habrá conflictos y sobre todo aquel conflicto esencial entre las Dos

Ciudades. La paz total sólo la conoceremos en los tiempos termina-
les, cuando el Cordero vencedor derrote del todo al demonio y a su

vicario, el Anticristo.
Este conflicto de índole teológica, el único que, más allá de las

anécdotas cotidianas, nos permite entender la trama oculta del de-venir
de la historia, ha tomado, sobre todo desde mediados del siglo

pasado, formas prevalentemente culturales. Quizás haya sido Antonio
Gramsci, el agudo pensador que se contó entre los fundadores

del Partido Comunista italiano, quien mejor explícito los fines y la
estrategia de dicha revolución. Es preciso, decía, cambiar el modo

de pensar de la gente. Antes de la toma del poder político, será
menester ocupar el ámbito de la cultura. Y ello a través, sobre todo, de

los medios de comunicación, cuyo carácter masivo permite esperar
que la gente vaya renunciando poco a poco a su manera de pensar
trascendentalista, o a lo que queda de ella, agregamos nosotros, en

10 AÑO 2022 | GLADIUS 115
este mundo postcristiano, y haga suyo el espíritu de la inmanencia,
es decir, aquella tesitura del hombre que se encierra en la cueva del

mundo, nueva caverna de Platón, como si el mundo fuese su hábitat
definitivo, receptáculo de todas sus esperanzas. Es curioso, pero

en la actualidad el pensamiento y estrategia de Gramsci, a nuestro
juicio plenamente vigentes, se compadece con la aceptación de las

normas del capitalismo salvaje, eufemísticamente llamado neoliberal
En economía, el capitalismo; en cultura, el gramscismo.

Pues bien, Gladius ha resuelto ocupar su puesto en dicho combate
que es primordialmente un combate de ideas, un enfrenta-
miento de cosmovisiones, reductibles, en última instancia, a las que

proclama la Ciudad de Dios y la Ciudad del Mundo. Los que escriben
en esta revista tratan de considerar desde el punto de vista tras-
cendental y teológico todos los otros temas: la filosofía, la historia, la

literatura, la ética, la economía…

Un papel destacado ocupa en la presente colección la parte destinada
a las recensiones o comentarios de obras recientemente aparecidas,
que permiten a los presuntos lectores de los libros comentados
un juicio crítico más lúcido.

Si hojeamos los números hasta hoy aparecidos14 -una verdadera
hazaña intelectual, cuando se piensa en la exigüidad de medios

económicos y la extendida alergia de nuestros compatriotas por la

lectura advertimos la presencia de relevantes figuras del catolicismo
argentino, que a lo mejor no hubieran encontrado otros medios

para expresarse, así como de personalidades sobresalientes de lo

que queda de cultura católica en Europa. Ver el índice general
integrado de Mikael más Gladius, al final de este volumen.

Dios les dé ánimo a quienes dirigen Gladius para que no cejen,
a pesar de tantas dificultades y marginaciones, en su intento por
instaurar todas las cosas en Cristo.
El Resumen de la labor realizada

Mi libro Imagen y Palabra15, conversaciones sobre la Guerra Cultural,
ha sido considerado por Caturelli como un panorama de toda

14. Las revistas eran 58 en el 20o aniversario, año 2003. Hoy año 2022, son 115
volúmenes.
15. Breide Obeid, Rafael L.; Imagen y palabra. Conversaciones sobre la Guerra
Cultural, ed. Gladius, Buenos Aires 2015, 376pp.

GLADIUS 115 | EDITORIAL 11
la labor de Mikael más Gladius en estas últimas décadas. En ella se
reúnen, en una primera parte, La actualidad y lo permanente, son las

editoriales de Gladius, que serían como una crónica de los hechos
ocurridos, y la reflexión sobre los mismos. La segunda parte, llamada
Primeras Letras, reúne mis primeros trabajos, la mayor parte en Mikael;

pero la tercera parte, llamada Las conversaciones sobre la Guerra
Cultural, donde grandes escritores argentinos y extranjeros hablan
del combate espiritual de Gladius que ha emprendido en defensa de
los valores de siempre frente a la agresión contracultural. Así leímos a

S.S. Benedicto XVI, Alfredo Sáenz, Alberto Caturelli, Mario Capon-
netto, Enrique Díaz Araujo, José María Pincemín, Mario Perotti, Pedro
E. Baquero Lazcano, Eduardo Forment, Miguel Ayuso, Blas Piñar,

hablar de los grandes temas: Tiempo y Eternidad, Imagen y Símbolo,
Diálogo, Combate, Espíritu y Materia. Paz y Luz. Profundidad y Visión
Profética. Logos y Mitos. Misterios Inefables. Verdad. Comunicación y
Testimonio.
Lo más destacado de esta tercera parte son las relaciones de S.S.

Benedicto XVI, la recepción de su doctrina, y su correspondencia
con Gladius y con algunos de los principales colaboradores de

ésta.

DE LA GUERRA CULTURAL
A LA GUERRA SOCIAL

Hoy al iniciar el año 39o de Gladius y el 50o de Gladius más Mikael
la situación general ha cambiado mucho. Sobre los escombros dejados

por la guerra cultural, cuyo estratega fue Gramsci, se ha desencadenado
una guerra social que impregna en todos los planos, llamada

también guerra total (por impregnar todos los planos) o guerra global
(por afectar a todo el mundo), o guerra molecular disipada (por sus
procedimientos y sus efectos, la disipación y dispersión final).
Ha concluido el mundo de la modernidad. Sus ídolos: la naturaleza,
el progreso, la razón, la libertad, los derechos individuales, la industria,
el hedonismo, ya no están vigentes. Eso solo, señala un cambio de
época.
Estamos en la era de la post verdad, y por tanto, en la negación del

Bien, de la unidad y de la belleza y la exaltación del mal, de la pluralidad
como desintegración y de la fealdad.

12 AÑO 2022 | GLADIUS 115

A esta guerra social hemos dedicado varios trabajos que se encontrarán
en Gladius y que se han editado en libros16, el último de ellos

la Guerra cultural y la destrucción del orden jurídico y moral de la
Argentina17(ver en este mismo número la presentación del Dr. Alberto
Solanet).
La guerra cultural tiene por objeto la destrucción de la causa formal
de la sociedad, es decir, de su cultura y sobre todo de sus normas y su
moral: la muerte de su alma. Fue el logro culminante de la revolución

cultural gramsciana actualizada por Toni Negri18 que significó el máximo
intento de descristianización completa del país: la destrucción de

toda ontología realista; la negación de la historia y por tanto de la memoria
y de la identidad del país, reducido a pura disponibilidad; la derrota
rrota definitiva de la razón y del sentido común; la muerte de la caridad

y del mero amor humano; la exhibición impúdica del poder, satisfecho
no solo de su ilegitimidad, que nunca podía tener un gobierno surgido
de una derrota nacional; sino de su propia ilegalidad.
En el aspecto sobrenatural esta guerra quiere borrar todo rastro de
la imagen de Dios Uno y Trino en el hombre y en la sociedad (ver sobre
el tema de la revolución cultural en la Argentina las obras del P. Aníbal
Fosbery19, Alfredo Sáenz20, Abelardo Pithod21, Enrique Díaz Araujo22).
Año Jubilar
Estas líneas son como un comienzo de nuestra reflexión sobre el
momento presente, continuaremos con ella todo este Año Jubilar,

16. Breide Obeid, Rafael L.; Política y Sentido de la Historia, Ed. Gladius, Bs. Aires
20292, 674pp.; y ed. Letrada. México 2022 (en tres tomos); Políticamente
Incorrecto, Estudio e Índices, Buenos Aires 2022, 96 pp.
17. Rafael Luis Breide Obeid La Globalización y la Destrucción del Orden Jurídico Y
Moral En La Argentina, Ed. Gladius Buenos Aires 2022, 72pp.
18. Aníbal Fosbery, Las Vertientes de la Argentinidad,
19. Fosbery, Aníbal. La república ocupada, Buenos Aires, Ed. Vórtice, 1988, 70 pp. y
La Cultura Católica, Ed. Tierra Media, Buenos Aires,736 pp. y Las Vertientes de la
Argentinidad. Id.
20. Sáenz, Alfredo. Antonio Gramsci y la Revolución Cultural, Buenos Aires, Ed.
Gladius, 2004, 48 pp.
21. Pithod, Abelardo. La revolución cultural en la Argentina, Buenos Aires, Cruz y
Fierro, 1977.
22. Díaz Araujo, Enrique. Irracionalismos, La Plata, Ed. UCALP, 2009, 166 pp. Díaz
Araujo, Enrique. La rebelión de la Nada o los ideólogos de la subversión cultural,
Guadalajara, México, Ed. APC. 2012, 416 pp.

GLADIUS 115 | EDITORIAL 13

Reviews

There are no reviews yet.

Be the first to review “Mikael + Gladius 50 Aniversario”